El base madrileño Pablo Martín afronta su segunda temporada en la Canarias Basketball Academy, a la que llegó tras haber militado en las categorías inferiores del Real Madrid y aún siendo junior: “Quería cambiar de aires y me convenció lo que ofrecían, desde la mejora individual hasta la oportunidad de ir a Estados Unidos”. 

Pablo Martín

Foto: José Juan Martín Domínguez

Con respecto a su adaptación, recuerda que “al principio me costó coger el ritmo, porque me vine con una lesión de rodilla que había arrastrado todo el año en Madrid”, motivo por el cual “hasta diciembre no conseguí entrar al 100% en la dinámica de la Academia por la cantidad e intensidad de los entrenamientos”.

No obstante, destaca los viajes a torneos y campeonatos (“he ido a Bélgica al ‘X-Mas Tournament’; a Belgrado, al torneo junior organizado por la Euroliga; a Marín, al Campeonato de España junior, donde participaron dos equipos de la CBA; y tres veces a Estados Unidos, para disputar el NPSI o el Adidas Nations”, enumera), y la convivencia en la Academia como “una experiencia única”, que recomendaría “si lo que quieres es mejorar baloncestísticamente, porque si no mejoras en la CBA, no mejorarás en ningún sitio, ya que en el resto de clubes lo que prima es el resultado colectivo. Aquí, en cambio, el objetivo es la mejora individual, corrigiendo las carencias que tengas como jugador”.

Otro de los aspectos que resalta Martín es la oportunidad de alternar entrenamientos y partidos con el senior y el primer equipo, que compite en la Liga Adecco Plata: “Intento aprovechar los minutos que me dan y estoy muy satisfecho por poder jugar una liga profesional tan pronto, porque la diferencia que noto no es en el trabajo individual que se realiza diariamente, sino en el protagonismo que dejas de tener al no jugar con jugadores de tu año exclusivamente”.

Pablo

José Juan Martín Domínguez

Por otro lado,  el director de juego madrileño remarca el privilegio de compartir vestuario con grandes baloncestistas como Berni Hernández, Roberto Guerra y Diego Quintana, para los que sólo tiene palabras de agradecimiento: “Siempre nos dan consejos, nos intentan ayudar en todo lo que pueden y nos transmiten toda esa experiencia que han acumulado de una forma muy beneficiosa”. 

Finalmente, achaca el excelente estado de forma del conjunto profesional a que “los jóvenes, como Xabi Gómez, Jacobo Díaz, Konstantin Kulikov y Norbert Janicek, están respondiendo a la confianza que les ha dado Pepe Carrión, así como la llegada de Kaleb Wright, que ha supuesto un punto de inflexión que el equipo ha notado muchísimo”.