Cuando estoy a punto de cumplir un mes ya por tierras americanas, echo la vista atrás y parece que fue ayer cuando Rob Orellana me dijo que ASA College me daba la oportunidad de jugar en un Junior College en Brooklyn.

IMG_1049

La verdad es que recibí la noticia un poco desconcertado, ya que no tenía muy claro si dar el paso o no, pero al final la balanza se declinó hacia el “sí”, porque una oportunidad como ésta no la podía dejar pasar.

A finales de septiembre aterricé en Nueva York. Ya conocía la ciudad por los tours que había hecho con la CBA, pero no la parte concreta en la que vivo. Y aquí estoy, en Brooklyn, viviendo el “sueño americano” que, de momento, es muy positivo: tres semanas de entrenamientos oficiales, mucha defensa, pero sobre todo, una dureza impresionante, tanto física como mental.

Por otro lado, el lugar donde vivo es como una residencia donde coincidimos jugadores de baloncesto, fútbol, fútbol americano y Lacrosse, que, dicho sea de paso, no tengo ni idea en qué consiste esta última disciplina deportiva.

Lo cierto es que esto no es un campus como la mayoría de la gente se imagina cuando piensa en un Junior College de Estados Unidos, pues nosotros dormimos en un sitio, estudiamos en otro, que está a 5 minutos andando, y volvemos a desplazarnos para entrenar y jugar. Sinceramente, hasta yo me quedé algo descolocado, pues tenemos esa imagen del campus muy hecha por las películas.

IMG_0279

La primera semana y media fue un poco de adaptación, tanto a los compañeros, como al lugar, al tiempo y al tráfico. Sí, sí, al tráfico, pues es increíble el movimiento que hay aquí y más si vives en la calle principal, en la que lo normal es escuchar la sirena de policía, bomberos o ambulancias cada media hora.

En cuanto al horario, habitualmente nos levantamos a las 9 para salir, pues el entrenamiento es de 10:30 a 12:15 horas, con lo que volvemos a la residencia sobre las 12:45h, para poder llegar a las clases, que, en mi caso, empiezan a la una y terminan a las cuatro.

Mi entrenador es denominado Coach Spider. Me parece muy positiva su forma de entrenar, ya que da mucha importancia a la unión, a ser todos uno e ir en la misma dirección; algo que considero fundamental para tener éxito.

En cuanto a mis compañeros, tengo la gran suerte de coincidir con un malagueño, Víctor, algo que me ayudó mucho en los primeros días para integrarme. El resto de los jugadores son todos americanos,  a excepción de un checo y dos canadienses. Creo que tenemos un gran equipo y esperamos hacer una buena temporada.

En cuanto a anécdotas, debo decir que por las tardes solemos ir a tirar a la cancha que tenemos al final de la calle principal, ya que tenemos prácticamente toda la tarde para ir de compras, dormir, entrenar y estudiar.

IMG_0280

Y de momento esto es todo. Desde que empecemos la competición, que se perfila trepidante, volveré a escribir para contarles todas esas novedades. ¡Hasta la próxima!!!