La Canarias Basketball Academy nació en 2007 con una clara vocación internacional; no en vano, las más de 35 nacionalidades que se reúnen en la residencia de Tafira Alta así lo atestiguan. Sin embargo, es también un proyecto muy enraizado en su tierra, que no sólo abarca Gran Canaria, sino el conjunto de las islas afortunadas.

Desde su fundación, han pasado por la CBA gran cantidad de jugadores canarios, llamando especialmente la atención los procedentes de las islas no capitalinas. En este sentido, tres son los baloncestistas que, en la actualidad, defienden la camiseta de la Academia en la LCJ (Liga Canaria Junior): Javier Valeiras Creus (La Gomera), Joshua Tomaic (Lanzarote) y Serigne Lamine Bara Ndiaye (Fuerteventura).

rotativo no capitalinos

En el primer caso, Valeiras, que tiene el honor de haber sido convocado por la selección canaria y española (Torneo de Íscar), ya ha sido reconocido públicamente en dos ocasiones: una como “mejor deportista de San Sebastián de la Gomera” y otra “por su brillante trayectoria en el baloncesto”, algo que el concejal de Educación, Cultura, Deportes y Juventud de la capital gomera, Libertad Ramos, también refrenda: Es uno de los mejores deportistas de San Sebastián y también de La Gomera. Su evolución ha sido alucinante; ha sacrificado amistades y muchas otras cosas propias de un chico de su edad para estar concentrado y estudiando, con el objetivo de mejorar en el baloncesto. Y, afortunadamente, los frutos están ahí”.

Javi Valeiras

No obstante, Ramos se enorgullece de que su paisano cumpla tres temporadas en la CBA, porque es un proyecto bastante bueno, ya que se exige a los jugadores compaginar los estudios y los entrenamientos, acostumbrándolos a vivir como profesionales. Tener un centro de este tipo en Canarias es bastante positivo, especialmente cuando jugadores de otras islas, pero de la misma comunidad, pueden beneficiarse”.

Por otro lado, en Lanzarote echan mucho de menos a Joshua Tomaic que, desde que se iniciara en el CD Magec Tías, no ha parado de crecer como jugador, tal y como afirma el presidente del club, Leocadio Pérez: “Joshua es un chico con un carácter muy noble y que siempre estaba muy atento a todas las correcciones que se le hacían para intentar mejorar, porque es un enamorado del baloncesto. La verdad que verlo ahora jugando con la Academia, con la evolución física y técnica que ha tenido, es un orgullo para todos nosotros”.

Joshua Tomaic

Y es que Tomaic no sólo ha representado a Canarias en el Campeonato de España de selecciones autonómicas, sino que también ha defendido la camiseta española en torneos internacionales. “Cuando me llamaron desde la Federación Canaria, me sentí muy afortunado y feliz, aunque con la selección española fue mucho más emotivo, porque sabes lo difícil que es llegar y que a todos los jugadores de España les encantaría estar en tu lugar”, reconoce el ala-pívot conejero.

Por ello,  Pérez considera que, atendiendo a su trayectoria y proyección, la CBA es el mejor sitio para que el lanzaroteño termine de formarse: “Es una opción muy buena y, en estos últimos años, han ido teniendo a más jugadores canarios y de las islas menores; yo creo que es un gran proyecto para la evolución de estos jugadores con vistas a que tengan un buen futuro, tanto en lo académico como en lo deportivo”.

Y, por último, completa este trío Serigne Lamine Bara Ndiaye (también reclutado por la selección canaria) que, con 12 años, comenzó su andadura como baloncestista en la Asociación Deportiva ‘Los Toscones’, donde su tutor Juan Guerra, secretario y entrenador de esta entidad, pronto advirtió su potencial: “En Fuerteventura siempre fue un jugador destacado por su físico, velocidad y coordinación; es muy completo, con facilidad para anotar, penetrar, rebotear, defender…”, al tiempo que añade: “Es una referencia en nuestro club, un ejemplo para todos los jugadores que tenemos aquí, que le siguen y se interesan mucho por su trayectoria”.

Serigne Lamine Bara Ndiaye

De la misma forma, Guerra también fue el artífice de que Serigne se decantara por el centro de alto rendimiento grancanario para proseguir con su formación: “Siempre le dije que como entrena en la CBA no va a entrenar en ningún club; que ahora es difícil porque se tiene que sacrificar mucho, pero que le va a ayudar a estar en las mejores condiciones para ser profesional en un futuro”, mientras vaticina: “No sé cuál es su tope, pero creo que llegará lejos…. Sin duda, en la CBA ha mejorado una pasada”.