La Canarias Basketball Academy ha recibido esta tarde una visita muy especial, ya que uno de sus ex jugadores, Menelik Watson, ha querido pasar sus vacaciones en Gran Canaria y, como era de esperar, ha pasado por la residencia de Tafira Alta para saludar a sus ex entrenadores y, en especial, al presidente, Rob Orellana, al que considera “como un padre; es el padrino de mi única hija, que se llama Orellana por él”.

2

Los jugadores de la CBA aprovecharon su presencia para sacarse fotos con él y pedirle autógrafos, al tiempo que éste les recomendó “trabajar duro, porque la oportunidad que tienen ahora sólo pasa una vez en la vida”.

1

3

No en vano, su historia deportiva es muy curiosa, ya que inicialmente “sus potentes características físicas” cautivaron al propietario de la Academia, que decidió incorporarlo nada más empezar el proyecto en 2007. Sin embargo, pronto advirtió que sus aptitudes encajaban más con el fútbol americano, por lo que le aconsejó el cambio y le asesoró para hacer las pruebas pertinentes. Hoy en día, milita en Oakland Raiders de la NFL (National Football League), tras ser drafteado en segunda ronda en 2013.

El propio Watson reconoce que su paso por la CBA fue providencial, ya que no sólo le sirvió para darse cuenta de cuál era su camino, sino porque “la disciplina de la Academia me marcó en lo personal y profesional”. El jugador de Manchester recuerda sus dos años en Gran Canaria con muchísimo cariño, hasta el punto de declarar que pretende instalarse en la isla cuando se retire.

En cualquier caso, Watson no sólo es una estrella de fútbol americano, sino también una persona muy comprometida con la sociedad, como demuestra su gesto de donar una semana de su sueldo a una niña de 4 años que requería esa cantidad económica para tratarse una enfermedad cardiaca.