El pívot holandés de 2.08 Joey van Zegeren es un jugador de NCAA contrastado, un miembro honorífico de la Conferencia ACC por sus notas y un pívot que fue titular en 24 ocasiones como ‘sophomore’ en la Universidad de Virginia Tech. En su tercer año universitario, tiene la pinta de que será la temporada de su estallido ya que sus estadísticas han pasado de 3.3 puntos y 3.1 rebotes en 14.6 minutos durante la primera campaña hasta 6.4 puntos y 5.0 rebotes en 22 minutos en la segunda.

van zegeren

Joey se enlistó en la CBA en la temporada 2010/2011 para aprovechar la oportunidad que se le ofreció para estar expuesto a las universidades de Estados Unidos. Su propósito después después de graduarse en el instituto holandés fue presentarse para el SAT y trabajar tan duro como fuese posible en la pista. “Jugué con mi equipo nacional holandés Sub 20 y Roel van den Graaf [‘scout’ de la CBA] y Rob Orellana [director de la CBA] me vieron jugar y me preguntaron si quería ir a la CBA. Mi propósito era jugar en la universidad, lo cual suponía un sueño para mí, y la CBA iba a ayudarme a conseguirlo desde Europa”, comienza su historia.

Rob Orellana detectó que Joey no sólo era alto, sino también tenía una buena ética de trabajo. “Aunque habíamos tenido a Kevin van Vijk en la temporada anterior, el año de Joey en la Academia fue el comienzo de la llegada de más holandeses a la CBA. Joey llegó con poco bagaje como jugador de baloncesto, pero con unas tremendas posibilidades. Debido a su fantástica ética de trabajo y a sus maravillosos compañeros, él progresó muy rápido”, comenta Rob Orellana. Por lo tanto, todo lo que tenía que hacer era “trabajar lo más duro que pudiese para llegar a la NCAA” y hacer cosas que “nunca había hecho”. Él holandés reconoce que no fácil: “Fue realmente duro al principio, pero coincidí con un muy buen grupo de compañeros, especialmente los holandeses como Thomas van der Mars o Charlon Kloof. Nos conocíamos ya un poco antes de ir Gran Canaria y me ayudó mucho”.

Con tres entrenamientos al día, él mejoró “mucho la forma física”. Hubo muchas repeticiones con botes y pases, así que al final el hincapié en las destrezas individuales le mejoró “muchísimo”. ¿Quieren ver el resultado de ese trabajo? Estas son las mejores jugadas de su campaña 2010/2011 en la CBA:

 

Él define la CBA con tres contundentes palabras: “disciplina, dureza y competitividad”. Todas las cosas que aprendes en la CBA son esenciales para alcanzar la NCAA: “Rob me dijo que estuviese atento y centrado, que regresase cada día al entrenamiento y no parase mi crecimiento”, recalca. Por lo tanto, él piensa que para llegar a la CBA “cada jugador debe saber que jugar duro es su objetivo. Una vez que haya decidido eso, tiene que hacer todo lo que esté en su mano para alcanzar ese objetivo y los entrenadores de la CBA le empujan a uno a ir más intenso que nunca”.

 

El gran cambio, Virginia Tech

Cuando un jugador de la CBA entra en la NCAA, está mentalmente entrenado para soportar el primer choque y debe continuar con su trabajo duro: “Los jugadores de la NCAA cuando llegué eran más grandes, más atléticos y más rápidos. Durante mi primer año tuve que levantar muchas pesas para llegar a ese nivel”, reconoce.

Después de ese año en la CBA, en la 2011/2012 Joey se enlistó en Virginia Tech pero sólo apareció en tres partidos antes de una lesión en la cabeza que finalmente le forzó a quedarse fuera del equipo. De todas formas, no perdió el foco y siguió hacia delante para más tarde completar dos buenas temporadas como ‘freshman’ y ‘sophomore’.

van zegeren

Con esa experiencia, él conoce realmente lo que supone resistir una ‘vida al estilo NCAA’, la cual es un diferente a la de la CBA: “Tenemos menos entrenamientos pero son bastante largos. Además, fuera de la cancha tienes que ir y hacer algo para mejorar individualmente”, menciona y justo después recita de memoria su horario habitual: “A las 6:30 hago mucho tiro y detalles de técnica ofensiva. Más tarde, tengo una sesión de propiocepción con algunos ejercicios. Tomo el desayuno con un par de compañeros y voy a clase para acabar a las 12 o a la 1. Después del almuerzo levantamos pesas a las 3 con todo el equipo y por la tarde entrenamos de nuevo. Cuando llegamos a casa, pasamos algo de tiempo para hacer deberes, estar con los amigos o simplemente descansar”. Programación apretada, ¿verdad?

 

Cómo llegar a ser un impresionante pívot

Puedo mejorar mi tiro mucho más e ir más al rebote ofensivo”. Claras ideas como cualquiera puede ver. Como tiene dos años más por delante en la universidad, su único objetivo es mostrar lo bueno que puede llegar a ser. “Me gustaría entrar en el draft este año o en el siguiente. Voy a graduarme en la próxima primavera así que puede que comience mi segunda carrera. Y luego si la NBA no es factible, me gustaría jugar en el extranjero, o en España o en Italia”, explica.

Además, él es un jugador intenso en la pista y le encanta divertir a los aficionados de Virginia Tech. El momento más asombroso que él nunca ha experimentado fue contra Georgia Tech la temporada pasada. Ésta es la prueba:

Y ésta es la descripción de cómo lo vivió: “Georgia Tech tenía a uno de los mejores taponadores de la ACC, Daniel Miller. En mi primera defensa taponé su tiro y me dijo ‘está es una para ti”. Cuando se fue a su pista, me taponó. Se picó e intentó taponarme algunas veces más, pero no pudo por mis fintas y movimientos en el poste. Al final del partido hice mates sobre él dos o tres veces. Fue increíble”.

joey van zegeren dunk

Un estudiante excelente

Estudios internacionales con la opción de ampliar con Administración de Empresas. Interesante y exigente carrera. A Joey le gusta tanto que estos tres años se le ha incluido en el equipo académico de la Conferencia ACC de la NCAA. “Eso significa que su media es mayor de 3.2 sobre 4. Mis notas van bien y lo bueno es que si voy a clase y presto atención, consigo mucha más información y no tengo que estudiar tanto en mi habitación después”, apunta.

El ejemplo de Joey nos da una idea de cómo funciona la NCAA: los buenos estudiantes encuentran la forma de conseguir buenas notas incluso cuando entrenan tanto cada día. Es una cuestión de manejar y programar su tiempo.

Su temporada va a comenzar el 14 de noviembre contra Maryland-Easter Shore y la CBA le desea un gran año como Junior en un equipo que ha sido prácticamente remodelado y que quiere sobrepasar la primera ronda del torneo de la ACC tras perder ante Miami en marzo de 2014.

IMG_5821