El alero tinerfeño del primer equipo de la Canarias Basketball Academy, Jacobo Díaz, ha ido, como era de esperar, de menos a más en la tercera categoría del baloncesto español. “Ha mejorado notablemente sus habilidades individuales. Sabíamos que tenía un buen tiro y un buen físico, pero actualmente nos ha demostrado que también puede botar, defender a cualquier exterior e interior y asumir protagonismo en la cancha en una liga tan competitiva”, opina el presidente de la CBA, Rob Orellana, mientras añade: “Jacobo debe seguir con nuestro método y ética de trabajo para lograr pulir a un alero con mucho potencial”.

Jacobo Díaz

Foto: José Juan Martín Domínguez

Y es que tras disputar este verano el Europeo U18 con la selección española en Turquía, su club decidió cederlo a la Academia para que prosiguiera con su formación en “un ambiente idóneo y compitiendo con buenos jugadores”, destaca Eduardo Pascual, director deportivo del Estudiantes.

El caso es que de la generación de internacionales del 96, sólo uno disputa la Liga ACB: Marc García, que ya ha jugado 17 partidos con el Manresa. En la Adecco Plata, en cambio, hay cuatro jugadores, además de Díaz: en el Sammic ISB (Xabier Oroz), Sáenz Horeca Araberri (Carlos Martínez), Viten Getafe (Sergio Mendiola) y FC Barcelona (Jaume Sorolla). El resto, disputa la Liga EBA o una competición extranjera, como el ex CBA Yankuba Sima, que cuenta con todas las papeletas para dar el salto la próxima temporada a la primera división de la NCAA, al encontrarse en Elev8 Academy en Delray Beach.

Hasta el momento, el partido más completo del exterior canario data de la 14ª jornada, en la que sumó 22 de valoración en la victoria del CBA Gran Canaria frente al Zornotza (79-59), al aportar 19 puntos (80% en tiros de campo) y 4 rebotes.

A partir de entonces, su entrenador, Pepe Carrión, ha confiado en él como titular, convirtiéndose en pieza clave de los triunfos acumulados: “Aunque su físico y su técnica, todo muy mejorable, le permiten jugar en Adecco Plata, su mayor problema al inicio de la temporada fue su adaptación mental: pasar de ser un jugador importante en sus equipos a ser el jugador joven que tiene que aportar trabajo, intensidad y sacrificio, y que deja de tener ese protagonismo al que estaba acostumbrado. Poco a poco se ha ido dando cuenta de la importancia del trabajo diario, siendo esa capacidad de trabajo la que le ha permitido grandes mejoras en aspectos como el tiro, el pase o el conocimiento del juego, lo que unido a sus habilidades anteriores, como su capacidad reboteadora, ha hecho que, poco a poco, haya asumido un papel más importante dentro de la plantilla”.

En este sentido, Jacobo Díaz está aprovechando su oportunidad, fruto de esa mejora durante este curso y “de que esté teniendo minutos, lo que le está reforzando y dando más confianza”, apunta Pablo Borrás, director técnico de la cantera estudiantil, al tiempo que matiza: “Este año lo estoy viendo jugar con más carácter y más ambición”.

“Desde el Club Estudiantes, estamos satisfechos con la evolución que está experimentando este último mes y medio. Confiamos en que se siga evolucionando para afianzarse como jugador, si no determinante, sí importante dentro de un equipo de la LEB Plata. Nuestro objetivo es que pueda volver con nosotros muchísimo más fortalecido y preparado para llegar a entrenar en el equipo ACB”, asegura Borrás.

Asimismo, el propio alero subraya que otro de los aspectos a tener en cuenta a la hora de valorar su evolución y adaptación a una categoría profesional, tiene mucho que ver con sus compañeros Berni Hernández, Roberto Guerra y Diego Quintana “porque, desde el principio, me han estado aconsejando y enseñando. Es un lujo compartir equipo con ellos, no sólo por sus importantes trayectorias, sino también por lo que me aportan a nivel personal”.

Por último, Eduardo Pascual resalta que “cederlo a la CBA ha sido un acierto; está saliendo todo muy bien y el jugador está contento”, por lo que espera que “siga en esta línea los cuatro meses que quedan de competición, porque es la forma de crecer y ser mejor jugador”.