El colíder de la categoría no dio tregua esta mañana a su rival, un CBA Gran Canaria que se presentaba en Alicante con la novedad del fichaje del base grancanario Diego Quintana, que anotaba cinco triples el día de su debut con la Canarias Basketball Academy.

Sin embargo, el Lucentum Alicante realizaba un encuentro muy serio, en el que siete de sus jugadores superaban la decena de valoración, no dando opciones a los de Pepe Carrión, salvo en el último cuarto (24-26), para el 95-71 definitivo.

El entrenador de la CBA, ya sin Jaroslav Tyrna y Tom Ward, optaba por utilizar inicialmente a Xabi Gómez y Max Ramsted, más los habituales: Berni Hernández, Roberto Guerra y Aaron Geramipoor.

“Defensivamente, nuestros hombres interiores no estuvieron bien, mientras ellos tuvieron un acertadísimo porcentaje de tiro, porque jugadores que en encuentros anteriores tenían porcentajes del 10-12%, hoy han metido todo lo que han tirado. Meter 16 triples con un 55% y más con un equipo con los recursos que puede tener el Lucentum, ha hecho que el partido no lo hayamos podido pelear en ningún momento. Eso sí, hemos tenido mejora en el tiro exterior por nuestra parte, pero no ha sido suficiente, porque ellos han estado enchufadísimos”, declaraba Carrión tras la cita.

Los más valorados del encuentro por parte del CBA Gran Canaria fueron Aaron Geramipoor y Roberto Guerra. El interior británico concluía con 19 de valoración, tras lograr 14 puntos y 7 rebotes. Guerra, por su parte, finalizaba con 15 tantos, 4 recuperaciones y 13 de valoración.